insta 20170721_112450 copy

Alabado sea Dior

28 julio, 2017

Al cumplirse el 60 aniversario de la Maison Dior, el Musée des Arts Décoratifs parisino ha querido dedicar a la firma francesa una grandiosa exposición que no deberías perderte. Y lo digo en serio.

Tienes tiempo hasta el próximo 7 de enero, pero te la contamos ya aquí.

Post Dior 2

La precedente retrospectiva consagrada a Christian Dior tuvo lugar en el mismo museo en 1987, así que ahora treinta años después podemos volver a disfrutar del patrimonio de la maison de costura, con todas las incorporaciones de las últimas décadas (Ferré, Galliano, Simons, Chiuri).

Confieso que no sé si voy a poder contarte o transmitirte todo lo que esa exposición supone, solamente citaré aquella famosa frase de la película Pretty Woman en la que Julia Roberts dice a otra asistente a la ópera aquello de que casi se mea de gusto en las bragas “La música de la Traviata la embriaga”. Dicho queda.

Post Dior 3

Primero, aviso que tienes que armarte de paciencia y ganar la guerra contra las interminables colas para poder acceder al museo (te hayas comprado la entrada online o no). Siendo positivos, eso demuestra el interés en esta ciudad por la cultura moda, así que si protestas, que sea para dentro. Merci.

Conseguido el acceso… procura llevar unos pañuelitos o una toalla porque si no lloras de la emoción, las babas serán otro de los fluidos que puedes a perder: La cueva del tesoro tal cual. Piratas, ésta es la nuestra.

Además, el gremio de museos Parisinos ha decidido (y ya tocaba) que a partir de ahora las fotos (sin flash) están autorizadas para poder dar cobertura en las redes sociales y demás. Bien, muy bien.

Post Dior 4

Retomando la obra del propio Christian Dior, este recorrido histórico por la firma nos lleva de la mano de los seis creadores que han llevado la riendas de la casa, como han sido en primer lugar el que le dio nombre y después Yves Saint-Laurent (jovencísimo asistente del mismo Dior que su puso en cabeza con la desaparición del modisto), Marc Bohan, Gianfranco Ferré, John Galliano (ay, John…) y la única mujer y actual directora creativa, Maria Grazia Chiuri.

Nombres a los que se unen las creaciones de Frédéric Castet para la alta peletería, las de Serge Lutens, Tyen y Peter Philips para la belleza o el talento de François Demachy para la perfumería.

Post Dior 5

Post Dior 6

La visita se organiza por salas temáticas en las que la puesta en escena es acertadísima. Una primera en la que se presenta la biografía de Christian Dior, como si te invitase a su hogar en Granville, y en la que se demuestra la pasión que el modisto tenía también por el arte (antes que modisto fue galerista), con modelos inspirados en obras de Cézanne, Picasso, Braque, Klimt o Monet, y con fotografías como la icónica “Dovima y los Elefantes” de Avedon, una de mis imágenes preferidas desde siempre. A punto de arrodillarme estuve.

Post Dior 7

Después, y como Alicia en el País de las Maravillas, un pasillo oscuro te hace recorrer el arco iris cromático de un sinfín de prendas Dior, en todos los colores.

Post Dior 123

Post Dior 124

Sombreros, bolsos, zapatos, joyas, perfumes, cosmética, atuendos y mini vestidos talla muñeca para disfrutar desde el principio al final sin olvidar un muro sin fin con todas las portadas de revistas en las que un look Dior fue protagonista. Cromoterapia en estado puro, vamos.

Post Dior 8

A continuación, la inspiración más francesa y sofisticada posible, el palacio de Versailles y toda la iconografía de la realeza gala, probando el estatus social que prendas así proporcionan.

Post Dior 9

Y de Versailles, a los viajes por el mundo, a los cuales Christian Dior era aficionado. Bofetada estética y visual al descubrir modelos inspirados en Asia, Centro América, África, España y esa maravilla cultural que es el Antiguo Egipto. Segundo momento de mi Via Crucis al querer arrodillarme otra vez ante tal maravilla de artesanía del lujo.

Post Dior 10

Post Dior 11

Seguimos con la inmersión y las emociones al entrar en una sala luminosa y de decoración exquisita, un jardín que recuerda la pasión que Dior descubrió por las flores en el jardín de su abuela y que le acompañaría toda su vida.

Post Dior 12

Casi todos los modelos de inspiración vegetal o floral, perfumes incluidos, juntos en un mismo lugar. Una maravilla para los sentidos porque te aseguro que hasta casi se podía percibir la fragancia de las flores. Y sales casi llorando. No por alergias, que quede claro.

Post Dior 13

Post Dior 14

Pero no se vayan todavía, que aún hay más.

Post Dior 15

Presidida por el modelo Bar, de la revolucionaria colección que implantó el New Look en 1947 y en contraste con la nueva versión que realizó John Galliano años más tarde, entramos en la nueva sala en la que un muro del suelo al techo presenta monumentalmente infinidad de modelos en blanco y negro aludiendo a los dos primeros.

Post Dior 16

Seguimos con una retrospectiva con la aportación de cada uno de los diseñadores y modistos que tomaron las riendas desde la desaparición de Christian Dior en 1957, empezando por aquel revolucionario y jovencito desconocido Yves Saint Laurent, pasando después al talento más racional de Marc Bohan, al exuberante de Gianfranco Ferré, al “mevuelvolocoperolováisaflipar” de Galliano, al minimalismo de Raf Simons o a la feminidad comprometida de Maria Grazia Chiuri.

Post Dior 17

Post Dior 18

Post Dior 19

Un catálogo de prendas que no puedes creer tener delante, acompañadas de fotografías de editoriales, bocetos, y detalles representando cada modisto.

Post Dior 20

Post Dior 21

Post Dior 22

De ahí, un salto al templo de los prototipos, que radiantemente bañado de luz y presentando un número infinito de “toiles” de modelos originales (el test en algodón antes de confeccionar el diseño en tejidos nobles) es un placer para los sentidos, que aumenta cuando la artesana bordadora te explica como por arte de magia lo que hace con esas verdaderamente mágicas manos. Rodillas al suelo de nuevo.

Una penúltima y perfectamente aséptica sala negra nos lleva a través de diversos modelos de alta costura (en negro, gris y rojo) hacia la guinda del pastel.

Post Dior 23

Post Dior 24

¿Que de qué te hablo? Pues de la sala Nef del museo, decorada como si fuese una sala de uno de esos bailes que tanto admiraba Dior. La ostentosa arquitectura del lugar, aumentada por proyecciones murales del suelo al techo en la que se recrean los salones del palacio de Versailles y también una lluvia de purpurina dorada que termina en galaxia de estrellas (mis rodillas…) nos descubre los modelos de fiesta más exquisitos de la firma.

Post Dior 25

Aquellos que llevaron actrices de Hollywood como Elisabeth Taylor o Jennifer Lawrence, celebrities como Diana de Gales o Grace Kelly y muchos otros como esa maravillosa joya que es el modelo Junon, con su falda en forma de pétalos bordados, y la versión contemporánea del mismo hecho por Maria Grazia Chiuri.

Post Dior 26Post Dior 27

Y una vez llegados aquí, de repente se acaba el paseo.

Y después de haberte dejado con la boca abierta, los ojos salados, el alma de viaje y las rodillas destrozadas… te sientes abandonado, y huérfano de espíritu, deseando volver a empezar y encomendarte de nuevo a la gracia divina… alabado sea Dior.

Post Dior 28

Jose Luis Maseda
Moda en estado puro desde París.
Siguiente Post
Post Anterior

Compartelo:

Posts Relacionados

Jose Luis Maseda

Jose Luis Maseda

Moda en estado puro desde París.

1 comentario
  • Maite

    9 agosto, 2017 at 6:48 am Responder

    Alabado sea!!! Que maravilla, por Dior!!!

Escribe un comentario

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.