reto-somatoline-mayte-de-la-iglesia-web-08

Reto Somatoline

19 abril, 2018

Hola, soy Mayte de la Iglesia y voy a realizar un reto. La verdad es que la propuesta merece de un post con un comienzo bien dramático, como el que va a unirse a un grupo de terapia, porque quien me conoce sabe de mi inconstancia para según que cosas, entre ellas lo de seguir a rajatabla cualquier tratamiento, dieta o rutina deportiva. Tengo la “suerte”, por decirlo de algún modo, de poder escudarme en lo desbaratada que suele ser mi vida, y a ello recurro como excusa para no entregarme al 100% a esos pequeños cuidados que marcan la diferencia.

Espero que este reto de un mes propuesto por Somatoline, no solo de resultados,

sino que también cambie mis hábitos.

Por cierto, ¿queréis saber en qué consiste? Seguid leyendo que os lo detallo.

reto-somatoline-mayte-de-la-iglesia-web-01

La propuesta es la siguiente, tras pasar por la clínica Estética Médica de la doctora Raquel Moreno, subir a la báscula para referenciar el peso de inicio, así como tomar medidas de las zonas sobre las que se aplicará el producto, comenzar a utilizar cada noche el gel reductor 7 noches ultra intensivo de Somatoline Cosmetic a lo largo de un mes, para pasado este tiempo, evaluar su eficacia.

Además, sin trampa ni cartón. La idea es no someterse ni a dietas ni a rutinas de ejercicio que no sean las habituales para ver su efectividad que según cuentan es patente a los siete días de su uso.

Y diréis… ¿Pero si tienes una complexión delgada? Pues sí, efectivamente soy una persona delgada por naturaleza, pero eso no significa que no tenga zonas con tendencia a retener líquidos y a acumular grasa, así como a lucir celulitis. Así que yo también quiero erradicar este problema y ponerme a prueba.

reto-somatoline-mayte-de-la-iglesia-web-05reto-somatoline-mayte-de-la-iglesia-web-03reto-somatoline-mayte-de-la-iglesia-web-06

Una vez tomadas las medidas, sobre las cuales no os voy a desvelar mucho, por el momento, prefiero esperar al final del tratamiento para hacer una comparativa, he comenzado a usar este gel fresco de textura acuosa el cual es rico en principios activos cada noche. Bueno, reconozco que un día me lo salté por pura pereza ya que al contrario que otras fórmulas no es nada engorroso de aplicar al no tardar en absorberse o secarse, tampoco tiene efecto ni frío ni calor, no huele a mentol y no deja restos visibles a la mañana siguiente por la cama o el pijama. ¡Vamos, que son todo comodidades!

Por cierto, algunas personas me comentaron que durante el período de uso iban constantemente por la noche al baño. No es mi caso. En principio, y desde que lo estoy utilizando sí he visto que ha mejorado el aspecto de la piel e incluso la circulación. Peroooo no quiero adelantar nada más de este #retosomatoline que además dará fin con el reto propuesto por Pablo Paniagua para realizar una editorial de baño pese a lo poco dada que soy a aparecer por estos lares luciendo carnes.

reto-somatoline-mayte-de-la-iglesia-web-09

Por cierto, si tú también te animas a hacer un diagnóstico de tu piel para conocer qué productos son los más recomendados dependiendo de qué deseas reducir, aquí te dejo el link al test creado por Somatoline, para que pongas a examen aquello que te apetece mejorar.

Nos vemos en un mes por aquí para contaros los resultados.

Mayte De La Iglesia
Trabajo en moda, hablo sobre moda y vivo la moda.

Ese, sin duda, es el principal motivo por el que creé este blog en el 2008. Una plataforma donde compartir de primera mano mis experiencias como fashion insider la cual me ha acompañado todo este tiempo. ¿Te unes?

Post Anterior

Compartelo:

Posts Relacionados

Mayte De La Iglesia

Mayte De La Iglesia

Trabajo en moda, hablo sobre moda y vivo la moda. Ese, sin duda, es el principal motivo por el que creé este blog en el 2008. Una plataforma donde compartir de primera mano mis experiencias como fashion insider la cual me ha acompañado todo este tiempo. ¿Te unes?

Sin Comentarios

Escribe un comentario

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.